Blogia
Soy fans y me he hecho un blog.

de The Rocky Horror Picture Show

de The Rocky Horror Picture Show

Pasando a otro tema, estrenaré hoy otra sección. Fans de películas. No soy una gran fans, ni sé de cosas como grandes angulares ni planos cortos, así que haré un comentario de espectadora monda y lironda, en todos los casos. En el tema cine soy muy “marica”, ya que me pierden las películas musicales. Supongo que la influencia de mi tío, que nos hacía imitar las coreografías de West side story cuando teníamos 9 y 13 años a mi hermana y a mi, ha tenido bastante que ver. Y aunque no soporto que los dibujos canten, me encantaría haber nacido más agraciada en cuestiones de voz y no destrozar tímpanos cada vez que me pongo con el cante.

 

Así como empecé el blog con Xena, no puedo permitirme empezar a hablar de pelis y no hacerlo de TRHPS. Supongo que todo el mundo la conocerá ya, por si acaso haré un miniresumen. Ya que este es un caso muy similar a lo de la Arale, que me resulta complicado hacerlo sin contagiarme de la paranoia. De todos modos procedo a intentarlo. Esta es la historia de una pareja que acaba de prometerse en matrimonio (Brad y Janet). Como primer viaje de prometidos deciden ir a ver al profesor que les presentó, y darle la buena nueva. Durante el camino les pilla un chaparrón, se avería su coche y necesitan un teléfono. Como en toda buena historia de miedo, lo único que tienen en los alrededores es una enorme y tétrica mansión a la que parecen dirigirse varios motoristas que se han cruzado por el camino.

 

La petición de auxilio no termina como ellos esperaban, y tampoco como lo espera el espectador. De repente, sin saber bien cómo se encuentran atrapados en medio de una fiesta en la mansión de una especie de doctor Frankenstein, que trata de crear al hombre perfecto. El doctor Frank N. Furter, anfitrión y organizador de la fiesta, misterioso y complaciente, se ofrece a darles cobijo durante la noche. Diré también, por poner un toque personal, que el Dr F.N. Furter me resulta tremendamente atractivo, confieso que estoy totalmente enamorada de él. Supongo que algo tendrá que ver mi debilidad por los guantes de fregar de color rosa (¿?)

 

No espoilearé mucho más, de hecho creo que uno de los encantos de TRHPS es verla sin tener ni idea de lo que va a suceder. Así que pondré un toque histórico para terminar, la película nace de la obra de teatro TRHS (sin Picture). Se estrena en 1975 (wikipedia dixit) y se convierte rápidamente en una película de culto. La tradición era (es) ir al cine equipado con agua, periódicos, arroz, guantes, cartas… el kit completo, ya que los espectadores participan en el visionado de la película y ponen sus propios efectos especiales. Hay una auténtica parafernalia montada alrededor de esta película, que empieza con el lanzamiento de arroz y termina con una lluvia de naipes. Tenemos Trivial de la película e infinidad de convenciones para fans por todo el mundo, por si sientes que eres el único que no puede dejar de cantar Sweet Transvestite. Aunque si subes ahora al carro, tienes que saber que te has perdido las celebraciones de los 25 años.

 

A mi personalmente, me hubiese encantado estar durante los primeros años de proyección en Londres, para acudir con el plataformón, un corpiño de latex y los morros pintados de rojo. Desde luego soy consciente de que parecería una mamarracha y de que me arrepentiría antes de salir de casa y me desharía de los pinturetes, pero como sé que no lo haría nunca, me creo con todo el derecho a imaginármelo.

 

Como siempre que alguien hace algo bueno, hay una persona dispuesta a tatuárselo, en el caso de TRHPS, aquí está el ejemplo.

 

No solo imprescindible si no totalmente necesaria.

 

De-medusa!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Brian Edward Hyde -

Vaya, película del frikismo dentro del frikismo. Si aparte de retomar el mito del Nuevo Prometeo mezxlamos a Tim Curry con una Susan Sarandon de lo más jovenzuela e inocente... el resultado tiene que ser espectacular, jajja. La volví a ver hace poco y me sigue sorprendiendo, aunque quiero hacer una live session ^^

XCAR -

Eh, que Pum también es fans. Y eso está hecho, yo me apunto a un bombardeo.

Chewi -

Todos queremos esa versión mexicana, me temo.

Iru, lo de berraca expresa todos mis sentimientos hacia del doctor también, pero he tratado de que quedara más fino ahí fuera. Es alentador encontrar a otra fémina en la que Frank N. Furter despierte tanta perversión.

¿Preparamos una performace, XCar?

XCAR -

Genial pinícula. Tengo un colega con el que teníamos la tradición de verla cada vez que salíamos de cañas y se nos hacía de día. Entonces, nos íbamos a su casa (oa la mía), nos hacíamos unos huevos fritos, abríamos una botella de vino (otra) y a ver la peli. Cuando la habíamos visto 17 veces dejamos de contar.

Mapis -

Habría que escuchar esa versión mexicana, que me tiene intrigadísima...

Iru -

Argh, cómo me pone Frank N. Furter ¡¡berraca perdida!! Le debo a XCar el haber visto esta peli y el descubrimiento de la versión mexicana en mp3, con la que vengo a trabajar todas la mañanas (Chelo y Carlos se llaman la parejita)

Un besico
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres