Blogia
Soy fans y me he hecho un blog.

Fans de músicas

de Lady Gaga (claro)

de Lady Gaga (claro)

No sé cómo definir a alguien como Lady Gaga en unas pocas palabras. No creo que terminase, ni que ni siquiera llegase a alcanzar la mitad de las cosas que me provoca esta señora como personaje y cantante aunque fuese capaz de escribir un libro sobre ella.

Lady Gaga es para mí el “al fin” y el “aun queda esperanza”. Después de que mi adorada Amy esté atada y reatada e imagino que más que forzada para sacar un nuevo álbum, se presenta esta señora tan estupenda y con una esperanza de vida (aparentemente) mucho mayor que la de Amy. No solo con ganas y talento para provocar, si no con una voz impresionante y que hace que a una le den ganas de confeccionarse un sombrero para quitárselo cada vez que la oye en la radio o ve en la tele (youtube también vale) uno de sus vídeos.

Ella es fantástica, estupenda, grande, cantante y artista como ella sola. No es una de las muchas aspirantes a la corona de princesa o reina consorte del pop. Ella es la Gaga del pop. No es Madonna, pero no necesita ser Madonna. No sé si dentro de unos años estará reinventándose, pero ahora mismo está reinvirtiéndose, y eso es esencial. Está utilizando los beneficios que genera para triplicar la calidad de lo que hace, y seguro que eso se notará en un incremento de beneficios mucho mayor. De hecho ya lo está siendo.  Y a los fans, no nos queda más que agradecerle esto. Darle las gracias por haber sacado unos videos como Bad Romance o Paparazzi, agradecerle ese estilismo gotico-punk-pop-rock-emo-indi-…, y quedar eternamente agradecidos porque además de ser artista es una cantante como la copa de un pino. Si hay duda sobre ello no hay más que buscar en youtube alguno de sus acústicos. Además, sin olvidar de que es ella misma quien compone sus canciones. Así que nada: gracias.

Ayer salió a la venta su disco, The fame monster. Reedición de su anterior trabajo con 8 nuevos temas añadidos. En los que, según ella misma, habla sobre los monstruos que ha ido encontrando al viajar por el mundo durante su gira. ¿Por qué no?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

de Aurora Beltrán (live)

de Aurora Beltrán (live)

Been there!

Al fin, mil años después, tiempo después de Tahures Zurdos, por fin he podido escuchar a Aurora Beltrán en directo. Fueron solo unas pocas canciones, para presentar su disco que ya salió el año pasado. Un tanto afónica, porque no podía ser todo perfecto, Aurora cantó unas cuantas canciones de su disco Clases de baile. Y yo, en un huequecito de la sala, que estaba a rebosar, me emocioné muchísimo. Porque son, como digo, muchos años de escuchar una voz que me ha acompañado en momentos de mi vida malos y buenos. En situaciones de las que pensaba que no iba a poder salir del agujero y en otras en las que me he sentido fuerte, y sus canciones han reforzado el sentimiento.

Estuvo muy  divertida y a pesar de su afonía, dio la talla. Solo espero que esta haya sido la primera de unas cuantas. Compré el disco, que amablemente me firmó a mi y a muchos otros que nos pusimos a la cola. La gente estaba emocionada, los que iban delante de mí se pararon y le contaron un trocito de su historia con ella.  

Y después ya en mi casa, comprobé que  el disco merece mucho la pena, que Aurora sigue siendo una mujer con todas las letras, con ganas de seguir contando las cosas como ella las entiende y con ganas de luchar y contar lo que ha luchado. Y yo, sinceramente: agradecida.

de Ana Belén (again and again)

de Ana Belén (again and again)

-¿Pero otra vez vas a hablar de Ana Belén?

- Pues me temo que sí- me he contestado a mi misma. Qué le vamos a hacer, una que es muy fans en general, tiene sus punticos más débiles. Y este es uno, sin duda.

 

Y es que ayer recibí uno de esos regalitos que molan, en sí porque un regalo es siempre una alegría (bueno casi siempre, a no ser que el regalo venga de tu tía abuela segunda por parte de madre y sea un jersey rosa con marineros dorados <- Sí, me quedó trauma) y si además si no te lo esperas y te lo dan solo porque alguien se ha acordado de ti sin más, pues mucho mejor. El caso es, que tuvieron a bien regalarme el kit de ultramegafan (limited Edition) que Ana Belén ha decidido sacar al mercado para estas Navidades. Para que todos aquellos que ya lo tenemos casi todo, nos digamos a nosotros mismos que no podemos pasar sin comprar esto también.

 

Consiste la cosa en tres CD’s con canciones de ayer, hoy y siempre. Todas esas canciones que cualquier no-fan de Ana sería capaz de corear y repetir en una fiesta de Navidad con la familia y a la que el tío Juan se ha traído la guitarra con ánimos de tocar un par de piezas, si le dejan (y al que luego no hay quien eche de casa <- Sí, sí, otro trauma). Esas canciones que tantas horas de karaoke han llenado en la vida de todos los que se han pasado por alguno de estos locales: Desde mi libertad, Agapimú, A la sombra de un león y, como no, Contamíname y La puerta de Alcalá. Eso para los dos primeros CD´s, el tercero contiene una recopilación de colaboraciones y cosillas que no son tan fáciles de encontrar, mezcladas con duetos incluidos en discos antiguos, donde yo he podido encontrar cosas que no había oído hasta ahora o que sí pero no había podido localizar.

 

Contiene también un libro con unas cuantas fotos de cuando Ana era un poquito más joven y que le dan ganas a una de irse a comprar la perlica esa que anuncia por la tele, porque es una maravilla lo del paso de los años y esta mujer. Hay un poquito de todo, de los 70, de los duros 80 y principios de los 90, y actuales. Tengo que decir que muchas de ellas las tenía ya por casa de discos y revistas varias, y aunque el tema me asusta, me consuela que ya no colecciono fotos, y me dedico solo a los moñacos... (ejem) El caso es que ella sale estupenda, fantástica, camaleónica, hortera con clase (¡qué grandes los 80!), hippie y glamourosa.

 

Pero la verdadera joya del pack, la alegría más grande para la menda, es el DVD que incluye esta recopilación. Un DVD, a dos caras. La A, con actuaciones en la televisión y la segunda con vídeos musicales. La parte negativa, es que incluye un especial de Viva l’Italia, que se pasó en T5 a altas horas de la madrugada y que es el disco que menos me gusta de Ana. T.O.D.O lo demás es positivo. Mi parte fans, destacaría varias cosas, porque todo no se puede (no me cabe): verla cantando Tonight a lo Natalie Wood, con pelos largos y raya en medio (fantástica). Y el genial y maravilloso video de una de mis canciones favoritas, y que yo no había visto hasta ahora, El camino de vuelta hacia el infierno (imprescindible echarle un ojo si se tiene ocasión). En el que sale de Rita Moreno, de Jackie Kennedy y de Ana Belén.

 

Escucharla cantar en directo Tatuaje hace que merezca la pena cualquier precio que haya que pagar por el CD-DVD. Y de paso, tener bien guardadas a una calidad decente alguna de las actuaciones más antiguas, que merecen la pena conservar. En especial los directos. Y ese video de Peces de ciudad, en el que ¡ay! Cómo me hubiese gustado ser así cuando yo era más joven y eso que tengo un poquito más de la mitad de años que ella tiene. Porque, amigos, Ana Belén no nació en el 53. ¡Qué envidia más mala!

de la Copla

de la Copla Una que tiene un pasado un tanto heavy, (aunque no lo parezca porque me paso el día hablando de cantautores y grandes damas de la canción) tiene que aguantar mucha mofa cuando dice que uno de sus géneros favoritos es la copla.

Para mi, poner un disco de copla es como sentarme a ver El Abanico de Lady Windermere, pero cambiando a los estirados Lores londinenses por el fornido chulapo madrileño y a la fantástica y sufrida lady por la amante de “la vida alegre” sufridora y fuerte. Son el buen cine de antes, y el género más respetado por la censura, aunque también recibió sus buenos golpes. Cuando no había salas donde se proyectaran películas, o no había dinero para ir a ellas, la gente se dedicaba a escuchar copla y a imaginar esas (la mayoría de las veces) sórdidas historias de amor. Y en dos minutos podían formarse en sus cabezas las imágenes del joven mozo bajando del caballo, a la gitana paseando sus ojos moraos por los barrios de Sevilla o al emigrante dejando su casa, exiliado y orgulloso de sus orígenes.

La copla fue espejo de la sociedad de la época, de los marginados, de la moral y sobre todo de la doble moralidad que aun existe, pero que en aquellos tiempos era mucho más relevante por la falta de libertades. Sus intérpretes eran actores y cantantes. Tanto ellas como ellos soñados y deseados, e incluso alguno se vio implicado en los entramados políticos de la época. Miguel Molina, exiliado, la Piquer que se ganó la fama de ser profranquista, aunque quienes la conocieron dicen que nunca tuvo ninguna intención ni interés en la política.

Puede que en parte por eso la copla fuera olvidada en la transición, e injustamente asociada al régimen franquista. Han tenido que pasar unos cuantos años para que la copla vuelva a ocupar un sitio decente en la música de este país. Para que Quintero, León y Quiroga, Ochaíta, Valerio y Solano vuelvan a ser considerados grandes letristas. Y para que se haya rescatado gracias a programas de televisión, discos recopilatorios y canciones versionadas. E incluso un musical, pero no me atrevería yo a recomendarlo…

Si nos ponemos a buscar ahora referentes en la copla, y con el permiso de la gran Rocío Jurado yo recomendaría sin dudar a la gran Buika, una mallorquina de origen guineano, que ha publicado ya tres discos de copla. Y ¡ole sus artes! ¡Cómo canta esta señora! Si alguien no ha oído nada de ella, un paseo por youtube y una bajada-compra de sus discos es imprescindible. Ya solo la idea en sí de que una negra cante copla me parece fantástica, pero es que oírla emociona, y mucho.

A ver si puedo volver un poquito más a menudo a animar esto del blog, que lo tengo un poco olvidado. Encima, retorno en octubre y con un rollo un poco enciclopédico. Con lo bonita que podría haber hecho la entrada con referencias y trocitos de canciones, pero es que últimamente estoy más bien seria y muy formalita. Será el frio.

Eso sí, un pequeño trocito sí que voy a dejar, en honor a Goya, que yo se que le encanta esta copla, y como representación de que además de todo lo anterior, también la Copla era cronista de sociedad. Olé por Doña Concha, sí señor.

Yo soy la otra, la otra
y a nada tengo derecho,
por que no llevo un anillo,
con una fecha por dentro.

No tengo ley que me abone,
ni puerta donde llamar,
y me alimento a escondías
con tus besos y tu pan.

de Mónica Naranjo y la Wikipedia.

de Mónica Naranjo y la Wikipedia. Me disponía a escribir algo para el blog sobre Mónica Naranjo, me ha parecido que venía al pelo porque la semana que viene tenemos concierto de la gran Diva en Zaragoza, cuando he caído en que apenas se nada de su vida, solo compro sus discos y voy a sus conciertos y no la investigo obsesivamente como me pasa con otros artistas (pues sí, un poco enferma sí estoy, pero ya es tarde para cambiar y además me da pereza). Así que he ido a google y mi descubrimiento ha hecho que la cantante comparta título en la entrada del blog con ese mundo poco visitado (hasta ahora) por mi: la wikipedia.

Dice la wikipedia (siempre acudiendo a las mejores fuentes y nunca me he alegrado tanto de hacerlo), que Mónica Naranjo es una cantante española de música popular.
¿Y quién va a negarlo? Un poquito más abajo y cuando están contando que tras ser ignorada en España se marchó a México y triunfó, comentan lo siguiente, sobre el video clip de Desátame: “Mónica aparece como una vestal o sacerdotisa cuya sensualidad recuerda a Mesalina: con ropajes atrevidos, sometiendo a los hombres y rodeada de mujeres que la acarician. Las insinuaciones lésbicas son evidentes. Al comparar este video con el que hizo para Sola, se ve que Mónica ha corregido su dentadura, está más delgada y tiene un busto más exuberante.”

Si alguien se ha cuestionado en algún momento la grandeza del aguerrido muchacho que ha hecho esta entrada, tras terminar leer exuberante, debería sentirte mal y rastrero. Las insinuaciones lésbicas son evidentes.


Mal comienzo, gran continuación. He sacado en conclusión que esto han tenido que escribirlo al menos dos aguerridos colaboradores. Claro, aguerrido1 completó la primera parte de la entrada, el hombre se apuntó como colaborador para poder llegar a algo en su vida y le dijeron: pues te ha tocao la Naranjo. Y él pensó seguramente: Pues vaya… ¡yo que quería hablar de Don Ramón-María! Y con el pasar de los años, este hombre fue subiendo como la espuma y al final le pusieron un becario (aguerrido dos) para que le hiciera el trabajo sucio, un becario que entendía lo que Mónica era, y lo que simbolizaba. Y entonces, amplió con la información que podía saciar el hambre de cualquier fans de Mónica ávido de información: Sus ropas, que llevó ortodoncia y se operó las tetas. Por supuesto, después de llamarla vestal y Mesalina (yo creo que se quedó corto y debería haber puesto Dios en la tierra). Además, en la gran Wikipedia (a partir de ahora en mayúsculas) se ha puesto link a las siguientes palabras del texto: Mesalina, vestal (bien), lésbicas (¿?) y dentadura (olé). Las insinuaciones lésbicas son evidentes.

Pero la gente necesita más, pensó él. Ahora tengo que contar cómo se hizo grande en España. Y nos dedica: “Gracias a su aparición, en septiembre de 1997, en el programa de Antena 3 Sorpresa, Sorpresa de Isabel Gemio, fue por fin reconocido su talento. Su atractiva presencia, su expresividad y la garra de su voz sorprendieron.” (resta decir que Isabel Gemio tiene link, ¿Por qué no Sorpresa, sorpresa?). ¡Claro que sí guapísimo! ¿Qué habría sido de nosotros sin la gran Gemio? ¿Cómo no iba a darse cuenta una mujer como ella de la grandeza de Mónica? ¿Cómo se entendería ahora mismo la televisión si ella no hubiese pasado por Sorpresa, sorpresa? Las insinuaciones lésbicas son evidentes.

Una pena, porque para comentar Minage debieron encontrar a otro becario, mucho más aburrido. Y número dos, gran fan y escritor, fue seguramente contratado por el instituto Cervantes en Berlín o Nueva York y estará ahora mismo escuchando el lago de los cisnes y renegando de Mónica.

Sé que se me ha ido un poco la olla y que al final no me he centrado en nada, pero ya es tarde y esto me ha costado mucho teclearlo, así que de momento me niego a repetir la entrada. Creo que dejaré el comentario y todas las cosas buenas que tengo que decir de esta mujer para después del concierto, que estaré más motivada y me habrá dado tiempo a buscar un poco de información fiable. El caso es que adoro a Mónica, lo que hace y cómo lo hace… un poco más o menos, lo mismo que siempre digo aquí, cuando hago una entrada de alguien. Las insinuaciones lésbicas… en fin, yo ya no digo nada…

de Tahures Zurdos (y dos, ¡en directo!)

de Tahures Zurdos (y dos, ¡en directo!) Si nadie se pone malo, no hay una tormenta de fuego o cualquier desgracia similar (que no apostaría mi brazo por ello), me voy a ver a Aurora Beltrán. Es lo que dice bajo los nombres de Barricada y Rosendo en naranja. Imagino que estará menos ratillo encima del escenario del que me gustaría, pero no me quejo. Al fin, en directo. Y encima un poco de Barricada, que con lo revival que estoy no había pensado en ellos para hacer un rescate en condiciones. Y luego boda, y después comida con los amigos. Poco más puedo decir, más por falta de tiempo que de ganas, la verdad. Pero estoy contentísima. Y aunque ya no haya peludos sentados en cada esquina de las calles del royo, no puedo evitar que me embargue la emoción y el sentimiento de “nos vemos en los bares”. Imagino que el lunes no estaré tan contenta, que va costando recuperar.

¡Por fin!

de Ana Belén (y 2) en directo

de Ana Belén (y 2) en directo

¿Iría Ana Belén vestida de Jesús del Pozo el sábado? No lo sé, supongo que sí, pero estaba perfecta. Nada fuera de lo esperable, la verdad, es que Ana es una de esas personas que desprenden una especie de aura que la hace estar como más brillante, haga lo que haga, y vaya como vaya. Lo sorprendente de este concierto, incluso para alguien como yo, que es ultrasupermegafan, es el despliegue de voz y de fuerza que hizo durante la noche.

 

Tarde y con prisas, no es que nos pase a menudo (noooo), llegamos gracias a la moto más o menos puntuales al concierto. Lo bueno es que no tuvimos que esperar mucho, lo malo que las dos íbamos muertas de nervios, y yo, que soy una freak no solo por la tensión de no llegar. El caso es que la cosa empezó con Ana Belén entrando sola en el escenario y a través de un pequeño teatrillo, fue dando entrada a los músicos. Pedazo de músicos, todo sea dicho de paso. Y a partir de ahí, todo fue casi perfecto. Y digo casi porque ya he comentado por aquí que Anatomía no es de mi gusto, pero hay que reconocer que clavó todas las canciones y que muchas de ellas, escuchadas en directo, ganaban puntos. Por lo que  se me escapan cosas como el cambio de voz del directo, que te deja clavado en la silla, al cd que termina resultando cansino. Pero como no entiendo de estas cosas, pues no puedo dar explicación.

 

Hay momentos como el de Ferraz que se quedan grabados y que hacen que a una se le caiga un poco el mito (solo un poquito), pero ya está olvidado. ¿Cómo no va a estar olvidado? Si me pasé medio concierto con los pelos de punta y el otro medio pensando que aquello era inmejorable. Los revival fueron también muy buenos, no se dejó ni una de las indispensables (quizá La mentira, según nuestro vecino de asiento) y además rescató algunas de las joyas que se han quedado olvidadas en sus discos antiguos. Y con muchísimo acierto, en mi opinión, tanto que creo que volvería a pagar el precio íntegro de la entrada solo por volver a escuchar “Yo vengo a ofrecer mi corazón”. No me he perdido ningún concierto desde el Mucho más que dos de los que ha dado Ana en Zaragoza y el sábado estuvo como nunca, nunca la había visto con tanta fuerza y tantas ganas. Fantástica.

 

Vamos, que me lo pasé de miedo. Me dio la impresión de que ella se fue también encantada, el público aplaudió un montón y al final terminaron todos de pie. Juraría que se lo pasó bien y que pasó frío, apostaría por ello. Por favor, que vuelva pronto. Cantando.

de Amy Winehouse

de Amy Winehouse

Estoy encantada, se han caído los servidores en los que se aloja el programa con el que trabajo, así que tengo una horita de vacaciones hasta nuevo aviso. Quiero, ya desde hace días, escribir una entradica sobre la Amy. Esta mujer es maravillosa. Gracias a ella he vuelto a comprar un disco de música original. En un intento, aunque sea pequeño, de decirle a las compañías que así sí. He abandonado así mi máxima, que es la de Mapis, de no comprar ningún disco más en mi vida para que dejen de hacerlos y sobrevivir con la música que hay hasta ahora, bueno con la música y las películas. Me encantaría saber qué tipo de musica se escuchaba si no existiera la publicidad machacona y vendida de la radio y la televisión.

  

Y como me estoy transformando en una petarda, con cada vez menos sentimientos, espero que esta señora dosifique bien sus drogas y nos dure para hacer unos cuantos discos más. Eso y para que la Terremó pueda versionarla con algo así como: “Que deje de comer yo pasteles? No, no, no.” Reconozco que estoy absolutamente enamorada de su voz y cada vez más de un disco que apenas tiene nada que ver con lo que escucho normalmente. Le perdono hasta que haya insultao a Madonna, sobre todo porque me imagino que Madonna, cuando se enterase pensaría algo así como: “Me pica el ñete. Tengo que llamar a Britney.” Me gusta menos que se diga por ahí que agredió a una fans, como si ser fans no fuese duro ya de por sí.  Pero voy a esperar a no perdonarla y si vive lo suficiente como para sacar un segundo disco lo olvidaré, igual que se me olvida a veces lo de Victor Manuel y la SGAE (¿se me olvida a veces? Este fin de semana voy a ver a su señora en concierto, a ver si saco un ratito y comento algo).

 

Bueno, que ya ha vuelto a ponerse todo en marcha, en serio, que nadie se quede sin escuchar este disco. Y cuando lo hayáis hecho por favor entrad a explicarme cómo se hace para escuchar la canción de Back to Black sin darle al replay al menos un par de veces. Si es que alguien lo consigue.

de Los Niños del Brasil

de Los Niños del Brasil

Mapis siempre me dice que no puedo decir que soy fans de Los niños del brasil, que a mi el que me gusta es Santi Rex. Pero juro que no es así, al menos no del todo. Me compré el último disco y me gusta mucho y me he bajado algunos de los antiguos y he vuelto a escuchar canciones que ya conocía, y alguna que no había oído nunca y me gustan mucho también. Sí que es cierto que si el grupo salta esa barrera del “gustar mucho” a ese poquito más que te hace ser fans, es porque Santi Rex me parece una figura muy interesante.

 

Además Los niños toda mi vida han estado allí o aquí, de una manera o de otra. Mi padre llevaba una cinta en el coche, que le vendió la madre de uno de los miembros del grupo a la mía (o le dijo que la comprara). Creo que era la de Santi, o quizá quiero creerlo. El caso es que recuerdo cuando mi madre trajo la cinta y nos contó que se había encontrao en el barrio (Las fuentes) con “La chinica” y le había dicho que “el chico” se le había hecho músico. Le había contado qué fíjate, que solo tenía uno y que se le había dejado los pelos largos. Mi madre, muy sensata y abierta, siempre que se trate de los hijos de los demás, le dijo que no se preocupase, que si no se endrogaba, todo estaba bien.

 

Por otro lado, mi primer concierto fue, el tan renombrado últimamente: recital de la Romareda con las Novias, Niños y Héroes. No recuerdo mucho a los grupos anteriores, ni a Héroes, la verdad. Pero sí que salí con una sensación de habérmelo pasado muy, muy bien y con la certeza de que mi madre me iba a matar por ponerme los zapatos nuevos para aquella noche. Llovió como no lo hará nunca en el infierno y los zapatos, que eran rollo camper, fueron al día siguiente a la basura. Por no contar que a mi hermana le gustaban mucho y se dedicaba a ponérmelos a todas horas. No los zapatos, si no los discos del grupo.

 

Ahora me he reenganchado a ellos porque siempre están dispuestos a echar una mano a los chicos de Karhe,  y es que tienen (además de muy buena salud), mucha fama de ser encantadores. Y de siempre estar dispuestos a ayudar. Pinchando aquí y allá, en un enlace y en otro no es difícil llegar al blog de Santi Rex (interesante como pocos) a sus sitios en Myspace y a unas cuantas páginas de fans bastante buenas, de las que merece sobre todo la pena leer las bios del grupo y las entrevistas.

 

Recomiendo fervientemente su disco Ángeles y demonios, y sus directos. Santi es un espectáculo encima del escenario, el hombre derrocha glamour. Y aunque no están muy activos, no dejan de moverse y hacen algo distinto a lo que escucha la mayoría. Que es de agradecer.

 

Por cierto ¡hoy es viernes! Feliz finde a todos.

de Alaska

de Alaska

Todo el mundo que pretenda ser algo en esta vida, debería ser fans de Alaska. De ella se podría decir lo mismo que dijo un crítico de Lola Flores cuando estuvo en Nueva York: Alaska no canta, no baila, no actúa bien, pero por favor, no se la pierdan.

 

Como Fraga (y perdón por las comparaciones) Alaska ha sabido ir adaptándose a las nuevas tendencias sin llegar a olvidar del todo sus orígenes (lo dicho, como Fraga). Incluso llegando a convertirse en cabeza y líder de varias de ellas (es tan similar el caso, ¿no?). Ella ha sido punk, ha sido uno de los máximos exponentes de la movida madrileña y ha pasado por varios grupos con los que ha conseguido siempre mayores o menores éxitos, pero nunca ha pasado desapercibida. Para envidia de modernas que han vivido en Londres dos años y llevan manoletinas y gafapasta, ella ha trabajado también con Almodóvar, antes de que le diera por asignar sus papeles a niñas bien insustanciales (saludos Pé).

 

Sí, sí, no me dejo que era la más molona de La bola de cristal. Y yo, personalmente, recuerdo cómo la miraba fascinada y con un poco de desasosiego en el pecho cuando cantaba La funcionaria asesina. Que es, junto a Perlas ensangrentadas, mi preferida de todo su repertorio. Aunque si tuviera que elegir un disco en el que haya participado Alaska, me quedaría con Arquitectura efímera de Fangoria que me parece el más completo. Por no hablar de la maravillosa edición que hicieron en la tirada para frikifans.

 

Olvido es un icono de lo petardo, del glam y de la belleza de la serie X, Y y Z. Es la máxima expresión de la mariliendre que ha llegado a lo más alto y se ha convertido en un gay y en una transexual a la vez. Vamos, que yo quiero ser como ella de mayor, aunque no esté llevando el camino adecuado. Aunque también quiero ser como Paloma San Basilio (si es que ambas cosas pueden desearse a la vez) o como cualquiera a la que se considere Musa, Icono o Ídola. Y es que, señores, hay que leer cuando toca leer y verse la Betty la fea, Elgranhermano y el Tomate de vez en cuando. Porque seamos sinceros, excepto en selectos grupos, nadie comenta en el café la última obra de Volpi (¡urgh! le odio). Y el petardeo le pone sal a nuestras vidas, igual que ser friki y disfrutar de ello, que no solo de Mozart vive el hombre. Y ya que estamos de confesiones, diré que me lo pasé en grande leyendo el Código Da Vinci.

 

Volviendo a Alaska (que me pongo mú loca), es ella uno de mis principales argumentos contra la SGAE  y a favor de la piratería. No por sus declaraciones, ni por la presión que recibió al decir que no estaba en contra de las descargas de música gratis, si no porque sus discos salen al mercado al módico precio de 7 euros con un DVD incluido. Y luego saca su edición especial, cajita de cartón y libreto a todo color por 12 euros, por si quieres gastarte un poquito más. Mientras que por los trabajos de gente como Shakira o Anastacia o Iron Maiden (y otros mucho, muchísimo peores) te piden 27. Así que por alzarse como adalid a favor de la piratería, por entender que esto también supone una plataforma para nuevos grupos que hacen música de verdad (y no lo que tratan de vendernos ahora) y por sacar los discos a un precio razonable jamás piratearé algo de Fangoria.

 

A Fangoria lo recomiendo en directo y en diferido. Sus discos son válidos para cuando está uno triste y para desfasar cuando te da el subidón. Y es que Alaska es grande, incluso cuando la acompañan las Nancys (que no me gustan na de na) y sobre todo cuando brilla al lado de la Terremó.

 

¡Ay Alaska! Yo tampoco sé qué me das.

de Víctor Manuel

de Víctor Manuel

Trantando de luchar contra mi sequía cerebral de estos días y aprovechando que estoy un poco tristona hoy, y se dice que cuando uno está mal escribe mejor, aprovecharé para tratar de escribir algo bonito esta tarde. Si no bonito, al menos algo que se deje leer.

 

Y un post que tenía pendiente desde hace mucho, es el dedicado a Victor Manuel. Antes estaba mucho más al día de todo lo que concernía a su vida, pero ahora que mi cabeza va por otros derroteros (y que soy de natural despistada y olvidadiza) he tenido que mirar por la red un poquito para refrescar lo que ya sabía. Es curioso porque en esta labor me he encontrado con el blog de Alex de la Nuez (de mis adorados Alex&Christina) poniéndolo a caldo. Bueno, parece que en el mundo de la música pasa lo mismo que en el mío.

 

El caso es que lo que me escuece de ser fans de Víctor es su defensa de los cánones y su posición del lado de la SGAE, pero bueno trataré de olvidar esto y contaré las razones por las que me hice fans. Si es que puedo.

 

 Víctor es un tío que a lo largo de su carrera se ha dedicado a sacar singles de las peores canciones de sus discos. Bueno o al menos a mí me pasa que los más nombrados de sus temas no me convencen mucho, sin embargo he encontrado joyitas escarbando entre el resto de temas de sus discos. Y muchas de ellas, rescatadas luego en recopilatorios han tenido el reconocimiento que les correspondía, otras no.

 

Entre mis favoritas están Parque Berlín, Sube al desván (que si no recuerdo mal versionó Chayanne), por supuesto El cobarde y casi todas en las que Victor le canta a Asturias, lo que se le da especialmente bien. Qué lleves en esa faldaaaa…

 

El caso es que, (mal que le pese a… todo el mundo y por más mofas que reciba de mis colegas) no puedo evitar encontrar tremendamente atractivo a este señor, me gusta mucho y dice cosas muy bonitas, otras veces otras muy absurdas y me encanta por ambas cosas.  Y además es extremadamente amable. Al menos lo fue conmigo cuando, acompañada de mi sacrificada amiga Elisa (santa),  hice cola para poder entrar a su camerino y que me echara un autógrafo en su libro. A parte de la dura espera debida a que el señor que hacía fila por delante de nosotras se reía incesantemente de mí, porque se me notaba nerviosa (señor que debió salir corriendo para ser el primero en entrar que se ríe de semiadolescente que fue andando deprisa, solamente, todo hay que decirlo), hubo muy buen rollo. Fue serio y simpaticote, y se quedó con mi boli (debería pagarme un canon por eso, pero bueno).

 

El caso es que últimamente no está muy prolífico, y lo que hay suyo repartido entre otros artistas tampoco me llama mucho la atención. A nivel fan la verdad es que fastidia, pero ahora, que me he convertido en una autora-blogera de semi éxito (juajuajua) me siento incapaz de reprocharle nada. Y menos después de esta temporadita que estoy pasando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

de Paloma San Basilio

de Paloma San Basilio

No quiero ir de fans a muerte de Paloma, como los hay muchos y muy buenos. A los que se puede leer en la red diciendo maravillas de su ídola. No tengo ninguno de sus discos y no he ido a ninguno de sus conciertos. Apenas se nada de su vida, únicamente he visto alguna entrevista suelta por la tele haciendo zapping. Pero me encanta esta mujer. Me encanta sobre todo después de haberla visto en Victor o Victoria. Como ya le paso a la Andrews en la película, no hay bicho viviente que se trague que es un tío. ¿Pero qué importa? Esta mujer canta como los dioses, y sobre el escenario tiene esa aureola que rodeaba a las divas del cine clásico y encima actúa. Y es que, en mi opinión, ella es lo más cercano a una diva que tenemos en España (Terremoto no incluida). Grande además, porque actúa como tal. Véase su gira Diva.

 

Como salimos del teatro enamoradas de ella, y de Paco Valladares, nos fuimos para la salida de actores para conseguir el autógrafo correspondiente, y para felicitar a toda la gente que había participado en la obra, porque no se encuentra una habitualmente un espectáculo de esas magnitudes en el que todo el mundo esté tan a la altura. Prudentes, y no tan envalentonadas como nada más salir del teatro, esperamos en la acera de enfrente. Y vimos salir a Paloma, un enorme coche negro la esperaba en la puerta. Con un pañuelo en la garganta, salió, fue cortés con los que la esperaban y se los despachó en 6 segundos, dejándolos contentos y dándoles con la puerta en las narices. Toda grande y diva ella. Diré también, que cuando decidimos cruzar, salió Paco Valladares, que nos atendió de mil amores y que puede que por su voz o sus maneras me pareció también un caballero de los de antes.

 

En la tele sin embargo, en las entrevistas que yo le he visto, siempre la había visto mucho más “campechana”, aunque no tanto como el rey. Incluso cantando el “Juntos” y contando la anécdota de que una vez estuvo en un karaoke y salió a cantarla. Recordaba que toda la gente que estaba allí se puso de rodillas y la alabaron como si se tratase del mismísimo Alá. Si pudiera elegir haber estado en un lugar de un tiempo pasado, este estaría entre los 1000 primeros (es que una es muy friki). Eso sí, si alguien me preguntara fuera de este blog, diría que mi sueño sería estar en Berlín, para la caída del muro o en La Pinta, mirando por la borda el nuevo continente. Que para quedar de petarda, siempre hay tiempo.

 

El caso es que espero que Paloma tenga ganas y salud para estar mucho tiempo encima de los escenarios. Y si puede ser haciendo musicales mejor que mejor. Yo no pienso perderme ni uno, lo prometo.

 

Por cierto, Liza Minelli estará este 15 de agosto en Santander. Por muy gorda y alcoholizada que esté, quiero que se sepa que envidio a muerte a todo el mundo que pueda ir. Entradita en patio de butacas 140 €, para todo lo demás Mastercard.

de Rocío Durcal (o María de los Ángeles de Las Heras Ortiz)

de Rocío Durcal (o María de los Ángeles de Las Heras Ortiz)

La Durcal era una niña pizpireta y simpaticona, de esas que todas las madres quieren para sí y que en cualquier fiesta los amigos le hacían corro para que recitara versos, cantara y desplegara todos los encantos de niña encantadora (esto me lo invento, pero que alguien me diga que no es lo que le pega). A la que seguramente, si conociéramos hoy nos parecería un poco repipi y marisabidilla, pero eran otros tiempos. Tanto, que cualquier niño de estas características con una familia con pocas ganas de trabajar, estaba destinado a presentarse a programas de televisión para saltar a la fama y convertirse en niño prodigio. Aunque ahora que lo pienso quizás los tiempos no han cambiado tanto. El programa de moda por aquellos tiempos para estos menesteres era Primer aplauso, y allí llevaron a la Durcal. Con el sobrenombre de Rocío (elegido por su abuelo) y el ficticio apellido de Durcal que fue elegido por la propia niña al azar al señalar en un mapa dicha ciudad con los ojos vendados. Suerte que no eligió Villa Conejos.

 

Y así un avispado productor, le hizo unas pruebas para cine, la chica dio de sí y se convirtió en la prota de unas cuantas películas (en las que siempre tenía un novio que se llamaba Fernando, según Mapis que sí que le mola esta faceta prodigiosa de la niña) entre las que yo destacaría “Más bonita que ninguna”, más que nada porque es la única que he visto. Que a mi la Durcal de niña-actriz, ni fu ni fa. Estas películas la dan a conocer en su segunda casa, México. Allí la acogen con mucho cariño desde el principio y unos años después se produce el afortunado encuentro con Juan Gabriel. Y así empezó a grabar rancheras, a cantarlas como los dioses y a interpretarlas como nadie. Que es como me va a mi, de niña-adolescente-mujer y señora cantante.

 

Tras unos cuantos discos, consigue demostrar que las baladas también son pan comido para ella. Consigue exitazo con “La gata sobre la lluvia” (que peazo de canción, sin rimas con corazón), aprovechándose de que en tiempos lo que venía de los países del América del sur o del centro eran cosas como Juan Gabriel, Rafael Pérez Botija, José Alfredo Jiménez… y no la basura que en su mayoría nos llega ahora. Claro que siempre con honrosas excepciones y teniendo en cuenta que lo que les llega a ellos desde España no es mucho mejor, si no todo lo contrario.

 

Y así dejando de lado las rancheras, o volviendo a ellas, sumergiéndose en las baladas y bordando los boleros o los tangos, la Durcal va consiguiendo un éxito tras otro, incluso clavando las canciones de poquita calidad. Siempre mucho más laureada en México que en España, todo sea dicho de paso, pero con montones de fans aquí que la adoramos. Éxitos que siempre ha conseguido desplegando su arte y su don de gentes sin airear sus vergüenzas más de lo necesario.

 

Que es una pena que esta gente se vaya, que deberían durarnos mucho más. Y que se la echa de menos. Encima debía ser más buena quepaqué y por si fuera poco ha provocado fanart, que grande.

de Helloween

de Helloween

Están los chicos del Malavida muy heavys, en honor al último tebeo de XCar, El Richal soltero y metalero (homenaje al gran Ricardo de Capazo). Y a base de leerlos, a una le vienen los recuerdos de su juventud, de los que aun le quedan ciertas reminiscencias, que poco a poco se van apagando, la verdad. Cuando uno abraza el metal se piensa que va a ser para toda la vida. Que lo de beber cerveza en cuerno, es de las mejores cosas que pueden pasarte.

 

Decía mi colega (más mejor amigo) el Kender en su blog, que cosidera que sus años metaleros fueron muy bien aprovechados, y no puedo estar más de acuerdo con él. Pero de repente, al menos yo, me vi sumida en otra vida, rodeada de gente que (aunque no me lo decían por educación, que lo se yo) aborrecían mis gustos. Al menos los musicales. Y poco a poco pasas de estar horas en un mismo bar escuchando las canciones de siempre, buscar camisetas con calaveras y tratar de aprender a tocar la guitarra, a escabullirte algún día entre semana por la fnac y comprarte algún disco con bicha en la foto de la portada de tapadillo. Quizá, vale, habría que sustituir fnac por emule y foto de la portada por jpeg.

 

Tengo la sensación de que ser heavy antes era mucho más fácil. Ahora hay infinitas variedades de metal, que si metal trans gótico electronico, que si rap batuka metal maquineta y cosas así. Yo lo veía antes todo mucho más simple. Había solo de guitarra largo y acojonante, la canción era buena. Y si además acompañaba una letra decente, pues mejor que mejor. Vamos que era yo mucho del metal clásico y todo esto de las fusiones, como a los puristas del flamenco, a mi me resbalaba pero mucho.

 

En mis años mozos, para mi los más eran los Helloween. Unos tipos, como puede verse en la foto (me encanta como posan los grupos heavys en las fotos, sobre todo cuando se lo curran buscando un fondo rollo medieval, no puedo evitarlo), con melena y pantalones ajustados (alguno unicejo, aunque no se aprecie bien) que alcanzaron el tope del estrellato con The keeper of the 7 keys (parte 1 y 2). Llenos de canciones con guitarras a tope y cantantes que gritaban como si acabaran de salir del infierno. Insisto, lo más.

 

Si hay algo que me gusta de estos grupos es que son un ente en sí mismos. Es decir, que los miembros vienen y van pero el grupo siempre está ahí. En particular Helloween ha sufrido muchos cambios, y aunque esto le ha llevado en muchas ocasiones a estar muy cerca de la disolución, siempre se han mantenido. Ni  siquiera la salida del grupo de cantantes ni el abandono del líder de la banda, han podido terminar con ellos. Muchas veces estas entradas y salidas, que traían consigo cambios de estilo bastante fuertes, consiguieron dividir a sus fans. Seguidores de Kiske que criticaban a Deris (actual vocalista), por ejemplo, y que a mi siempre me ha dao un poco de pena, la verdad. Después de todo en Master of the rings, el chico lo hizo bien. Aunque reconozco que no era Kiske, vale.  

 

Como digo, los cambios han sido muy radicales, desde la salida de Hansen  hasta la llegada de Deris el grupo ha pasado por discos de metal más duro hasta otros mucho más melódicos y por supuesto también combinando, en sus últimos trabajos, con sonidos electrónicos. Y esto último a mi como que ya me desliga del tema, porque ¡hay que ver! con lo que una criticó a sus dieciséis a los maquineros, no se puede dar marcha atrás y ponerse de su parte. Así que por eso llevo una época tan revival, porque a la fuerza ahorcan. No hago más que rescatar a las viejas glorias.

  

Y eso que ya he conseguido instalar una de mis calaveras en el salón de casa. Todo se andará… (y sí, es una amenaza, jejejeje).

de Madonna

de Madonna

Ya he metido muchas veces en el blog a mi hermana de por medio. Pero sin duda, de todo lo que me gusta, si hay algo de lo que tengo que culparla, es de hacerme fans de Madonna. Cuando tenía muy, muy pocos años, mi hermana me hacía jugar a profes y alumnas, como ella era la mayor, siempre era la profe, al igual que cuando jugábamos a ir de tiendas a mi siempre me tocaba la compradora. Y si había que repartir cerezas, fruta o frutos secos, siempre eran tres para ella y uno para mi. Parece que pasé una infancia de abusos soterrados, pero nada más lejos de la realidad, porque además de un gusto musical fantástico y de saber inglés antes que cualquiera de mis compañeros de clase, esto me salvó de varios empachos de almendras que tuvieron a mi querida hermana en la cama durante varios días.

 

Lo dicho, que cuando Madonna sacó Like a Prayer, mi hermana decidió que ya era hora de que yo me pusiese con eso del inglés. Yo contaba con once añitos por aquel entonces y lo único que me interesaba era Espinete y el Conde Draco. Pero eso, a mi fraternal y querida sister, no le parecía suficiente para la hermana de alguien como ella y se dedicó a hacerme aprender varias canciones del disco, palabra por palabra, y con pronunciación más o menos correcta.  Tengo que decir que, además de mi agradecimiento por abrirme el camino hacia la lengua anglosajona, como profesora no tenía precio. Porque, a pesar del paso del tiempo, no he olvidado ni una de las palabras que cantaba la diva en aquel disco.

 

Madonna es una tía estupenda, no se si decir que siempre ha hecho lo que ha querido, ya que creo que más bien ha estado algo atada a hacer lo que se suponía que debería hacer, o bien a lo que le decían que no hiciera. A lo que iba, que esta mujer es una guerrera, forjada en el fragor de la batalla. Detrás de todo el petardeo y de su no resaltable calidad vocal, se esconde una luchadora, una curranta y una perfeccionista. Eso es lo que la ha hecho grande, entre otras muchas cosas, pero sin duda es lo que la mantiene ahí. Arriba, sin que tenga que vivir de las rentas, y llenando los escenarios como pocos artistas lo consiguen. El caso es que sus excentricidades fuera de los escenarios son también memorables, y no me hacen mucha gracia sus incursiones religiosas, porque no me gustan las religiones, en general. Pero se le perdona todo. La solución es cambiar de canal cuando sale en la tele, no vaya a ser que te enteres de alguna nueva locura, o mucho peor… que sea alguna de sus películas.

 

Esta es más bien mi historia con Madonna, las razones para admirarla me parecen obvias. ¿No?

de La terremoto de Alcorcón.

de La terremoto de Alcorcón.

Ella es muy de pipas, y muy de barrio, como la Esteban.

 

Esta ex Diabetica acelerada se dedica a hacer adaptaciones libres al castellano de las canciones que más pegan. Con su consiguiente video, por supuesto. Además de mucho programa de tele, aunque a ella lo que le gusta es el mundo de la música (o al menos eso dice en su úlima canción, Enajená). No hay más que pasarse por youtube y disfrutar de lo que hace esta mujer, divertida e inteligente. Hay quien compara lo que esta pasando con ella con el fenómeno Tamara, pero hay una clara diferencia. La Terremó es una tía muy lista, muy, muy inteligente además de toda una showoman sin depilar. Un estandarte del petardeo y la mariconería.

 

Ella es un travesti, vedette, confiesa haber tenido algo con un alto cargo político de nuestro país,  ha cantado en Cannes, fans de los Ángeles de Charlie, defensora del cocido y amiga de la Esteban y de Cayetana. Esta mujer recoge en su persona todo lo que yo he querido ser alguna vez.

 

Sus directos deben ser espectaculares, no he ido a verla nunca pero todas las críticas que he escuchado han sido tremendamente positivas. Conecta con la gente y te hace mover el culo, quieras o no. A ver si hay suerte y le sale algún bolo por Zaragoza.

 

Dejo la dire de su fotolog, por si a alguien le apetece darse una vuelta.

 

http://www.fotolog.com/laterremoto/

 

¡Ay! Hoy, como ella, estoy cansá, estoy aburría, enajená… que malísimo es trabajar. Menos mal que mañana me junto con mis niñas.

 

Aprovecho para felicitar las navidades yo también.

de Desdibujado

de Desdibujado

Pues ya está a la venta el disco más esperado del año. Al menos el que más he estado esperando yo, claro. Desdibujado es el tercer disco de los Karhe, el segundo en español. Si algo puede destacarse de este, frente a los dos anteriores es que el grupo a crecido, tanto a lo alto como a lo ancho. Del crecimiento a lo alto diré que, por un lado se nota una mayor madurez musical. A nivel de grupo todos han mejorado como músicos y se nota que cada canción ha sido muy trabajada. Por otro, decir que Carlos (cantante y compositor) lo ha dado todo en este CD, las letras están cargadas de mensajes y ha conseguido sacar un partido a su voz superior a los anteriores discos y que ya habíamos escuchado los que nos hemos acercado alguna vez a oírlos en directo. Vamos, que el trabajo de los cinco y su crecimiento profesional-personal ha quedado reflejado en este trabajo. De la “expansión a lo ancho” destacar que los chicos no se han conformado con seguir trabajando sobre lo de siempre y se lanzan a explorar nuevos sonidos y estilos. Me da miedo ponerme a escribir sobre estos detalles técnicos en los que soy una absoluta ignorante, así me limitaré a dar mi comentario de simple usuaria para no meter la pata y diré que son canciones cargadas de sonidos a los que no estamos acostumbrados y que combinados dan un resultado cojonudo.

 

A nivel personal tengo que destacar (además de Fénix, que es mi favorita, por el momento), que han conseguido reescribir Bitter Thorns, el primer single de su primer disco, y la canción bandera del grupo. Y lo han hecho como nadie (siendo como soy, una megafans de esa canción no está mal que hayan conseguido no solo que no me disguste si no que sea una de las imprescindibles de Desdibujado), porque una traducción literal hubiese roto mucha de su magia. A mi personalmente me han sorprendido de una manera muy grata y les estoy muy agradecida por haberla homenajeado.

 

Iré avisando de conciertos, por si algún lector se anima.

 

¡Ah! Se puede ir comprando ya, de momento está aquí a la venta y próximamente en la Fnac. También están haciéndole un lavado de cara a su web, de momento no está colgada pero promete mucho.

 

Las chicas de Barna (crueles y malas & co) ya tienen su copia. Cuando nos veamos os la doy.

de Maritrini

de Maritrini

Mari Trini es la banda sonora de mi infancia, como la de muchos de la gente de nuestra edad. Maritrini y Mariadolores son dos encantadoras, ahora señoras, de las que todos nos sabemos muchas canciones de esas que vienen a nuestra memoria cuando estamos en la ducha y que felizmente (al menos yo), destrozamos.

 

Mi hermana que solía robar los discos a mi madre, me obligaba a sentarme con ella a escucharlos, bueno a escucharlos y a aprenderme las canciones de cabo a rabo. Sin importarle ni que fueran en inglés ni que yo tuviera 6 años. A veces había suerte y tocaba algo en cristiano, a lo que yo seguramente tampoco le encontraría sentido, pero que estaba compuesto por palabras que era capaz de pronunciar. Tampoco siempre.

 

De estas ocasiones tengo un especial recuerdo de un vinilo con marco blanco, en el que centrada había una fotografía de una puesta de sol reflejada en un mar. Por la parte de atrás, alguien le dedica el disco a mi progenitora y le deja un dibujito para la posteridad. Por eso creo que fue Mari Trini de las que más calaron en mi infancia. Porque como mi hermana era la mayor, siempre se quedaba con la funda en la que venían las letras del disco, y yo me quedaba con la parte de fuera, y mientras escuchaba Los sueños son míos, dejadme soñar…, leía una y otra vez la dedicatoria y lo flipaba con el dibujo.

 

He de decir también (aunque puede que esto me convierta en objeto de escarnio) que cuando era pequeñica e iba a la iglesia (muy poco, la verdad) y cantaban el temazo: lalalaaaa, buscaré otro mar… (durante el cual las abuelas sacaban el falsete que llevaban dentro) yo creía que era Maritrini la que cantaba por los altavoces. Y me parecía lo más. Supongo que hacía una asociación de ideas debida a la portada del disco.

 

Maritrini también se dedicó al cante en francés, que me parece el idioma más bonito para escuchar una canción que no se entiende. Me da un poco de pena que nadie le regalara a mi madre uno de sus discos en francés, seguramente ahora sabría un poquito más del idioma (¡menuda es mi hermana!).

 

No se que es de MT ahora mismo, porque estos amores de juventud luego no continúan o al menos no evolucionan y no me he tomado la molestia de investigar que ha sido de su vida, ni siquiera de la que fue, pero espero que le vaya bien y que no esté en la lista de reservas para entrar a algún reality de T5.

 

Pues eso, que esa niña sí; no, esa no soy yo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

de Eurovisión

de Eurovisión

El festival de eurovisión es una cita muy especial en muchos hogares. En mis tiempos mozos me reunía con mis abuelos alrededor de la tele para verlo, no se muy bien cuando dejó de interesarme, seguramente algún año pensaría que eso era una cosa de viejos, o mucho peor, de niños. Así que no volví a verlo hasta que ocurrió el fenómeno OT y Rosa lo recuperó para mi, hicimos cena en casa de Mapis y me reí como hacía tiempo que no lo hacía (mucha culpa tuvo el SAGAPO de los griegos). A partir de ese año, cuando no me ha tocado trabajar, no me lo he perdido. Normalmente junto con cenita y copillas con los amigos.

 

Este año lo he visto sola y tengo que decir que no me lo tragué entero, quizá me esté haciendo ya mayor o me vuelva cada vez más niña. Pero entre resúmenes y votaciones llegué a ver a todos los que cantaban. La conclusión es que hubo mucho mariconeo y hasta un puntito victorioso de bollerío.

 

Incluida polémica con el sistema de votación, que a mi no me parece tan injusto. Antes del cambio a los sms, cuando aun no existían (no hace tanto tiempo), recuerdo al amigo Uribarri adelantándose al voto de los participantes y diciendo quien nos iba a votar y quien no. Este nos da por la reina, estos porque son vecinos, los ingleses que ya se sabe que no nos votan nunca… Además, este año ninguno de los fundadores llevaba una canción a la altura del festival.

 

Lo que pasa es que este es un concurso vivo, la música va cambiando y los espectáculos varían. Y los españoles, por ejemplo, nos dedicamos a enviar lo mismo cada año. Con distinto envoltorio, pero siempre igual en el fondo. No dudo que haya votos ya entregados de antemano, pero si lo que se lleva es un buen espectáculo y una canción a la altura, se queda por encima de la media. A los D´Nash ya los vimos hace unos años, fue Chipre quien los llevó (se llamaban ONE, al menos eso he leído por ahí), y no quedaron mal, lo que significa que hace ya unos cinco años que pasó el tiempo de estos chicos. Vamos, que podemos patalear todo lo que queramos, pero en mi opinión los países del este nos han ganado la partida. Si no, también podemos probar a balcanizarnos un poco durante este año, para ganar posiciones al año que viene. Menos mal que esto solo es un festival y no  la firma de algún tratado la comunidad. ¡Cómo nos íbamos a poner entonces! Esta es la “grandeza” de la Unión Europea, y aun hay quien se pregunta porque no ha tenido éxito la constitución…

 

Termino ya que me estoy desviando del tema. El festival rescata anualmente lo más retro para que se enfrente a lo más moderno. Me parece muy grande en sí mismo.

 Europe is living a celebration! I E O

de Tahúres Zurdos

de Tahúres Zurdos

Pues cada época tiene una música. Y a mi este grupo me acompañó en una muy intensa, y así lo seguí yo, con mucha intensidad. Tahúres son cuatro: Aurora Beltrán (voz y guitarra), Lolo Beltrán (guitarra), Juanma Ugarte (bajo) y Javier Lizarazu (batería). Nacen allá por el 87 más o menos y tiran de las canciones que escribe Aurora, que ya componía desde que era un pedo de niña. Aurora en ese momento me parecía lo más, no es que me haya dejado de gustar, pero ahora para ser lo más me parece imprescindible haber desarrollado un sentido arácnido, o al menos ser una guerrera griega con espada.

 

Tahúres siempre ha tenido cosas que decir, y lo ha hecho enseñando los dientes, sobre todo en sus primeros años. Los discos que más quemé en su momento fueron Nieve negra y La Caza que contienen denuncia social y temas introspectivos, que en su momento me hicieron sentir muy especial y muy distinta al resto de las niñas que escuchaban los 40. Es decir, que me hicieron olvidar el acné mejor que cualquier crema exfoliante.

 

Creo que su música y sus letras son bastante atemporales, siguen diciendo cosas y discos como 17 (recopilatorio en directo) son de esos que tarde o temprano hay que recuperar para compensar algunos estados de ánimo.  No puedo hablar mucho del directo del grupo porque nunca he conseguido ir a verlos. Del concierto en Tudela en la Noboo no me enteré a tiempo. Aunque Aurora Beltrán debe tener el record de visitas a la Casa del Loco, nunca he podido verla ya que siempre, siempre:

 

1 Me he enterado al día siguiente.

2 He ido hasta la puerta de un local, he esperado media hora y luego resulta que era un bulo que venían a tocar.

3 Si me he enterado a tiempo he tenido que hacer otra cosa importantísima y que no podía postergar ese mismo día, a esa misma hora.

4 Alguien que sabe de mi gafe con el grupo y la solista me quiso dar la sorpresa, pero hubo una confusión de fechas y nombres con Mercedes Ferrer-Aurora Beltrán, y me quedé sin verla.

 

Yo no pierdo la fe, todo llegará tarde o temprano. O si no continuará creciendo la leyenda del mal de ojo y se la venderé a Iker, visitaré el plató de cuarto milenio y seré la envidia de mis amigas.

 

Hace no mucho, y tras grabar 17, anunciaron su disolución (aunque Aurora sigue en solitario). Dijeron que el mundo de la música estaba muy difícil y que una de las razones más importantes de su separación era la piratería, que tanto daño estaba haciendo en el mercado. Es curioso que no nombrara que las compañías de discos solo dan salida y apuestan por grupos petardos sin letras y sin música para adolescentes con zapatillas de suela de goma. Que no comente cómo se portan los sellos cuando un grupo deja de interesar, como no devuelven los derechos de autor y hay cantantes que no pueden tocar sus temas (escritos y compuestos por ellos) ya que pertenecen a otra compañía. Pero bueno, nadie es perfecto. Aquí hay mucho debate, y muchos argumentos por ambas partes, y yo hoy no tengo fuerzas para seguir con ello. Además esto me está quedando larguísimo y nadie va a leer hasta el final, si sigo así.

 

Por cierto, cambiando de tema y ya para terminar por hoy, me he comprado el nuevo disco de los Niños del Brasil y merece mucho la pena. Son cinco canciones y únicamente por 6 euros. Un grato reencuentro, al menos para mi.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres